Definición y concepto del mercado de futuros

Un futuro es un contrato estandarizado para comprar/vender un activo específico en una fecha futura fija y a un precio acordado de antemano.

Existen dos partes en un contrato de futuros: el comprador y el vendedor. El comprador del futuro tiene la obligación de comprar en una fecha determinada, mientras que el vendedor tiene la obligación de vender en esa fecha.

 

Los contratos de futuros se negocian en mercados organizados y, como hemos comentado anteriormente, son instrumentos estandarizados; por ejemplo, un contrato de futuros sobre acero puede ser de 5 toneladas del metal, o cada contrato ser de 1 millón de pesetas. Por este motivo, los futuros son sólo negociados en múltiplos de los contratos; esto es, si se desean comprar 50 toneladas de acero deberían comprarse 10 futuros sobre acero. El propósito de esta estandarización es dar liquidez, al ampliar el número de potenciales compradores y vendedores.

Se denomina tick a la fluctuación mínima permitida en el precio de un contrato de futuros. Como cada contrato de futuros tiene un tamaño fijo, la fluctuación mínima en su precio tendrá un valor monetario, que vendrá dado por el tick multiplicado por el tamaño del contrato; es lo que se conoce como valor del tick.

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.848 seguidores

%d personas les gusta esto: