Análisis sectorial

Análisis sectorial: A medida que hemos desarrollado la batería de herramientas con las que cuenta el análisis fundamental, nos ha resultado muy obvia la existencia de grandes diferencias estructurales entre los distintos tipos de empresa. Estas diferencias no facilitan el análisis comparativo. Es lógico pues que para cada tipo de empresa los analistas hayan desarrollado metodologías analíticas específicas. El criterio de segmentación más lógico es el sectorial, ya que cabe pensar que aquellas empresas que desarrollan sus actividades en un mismo sector compartirán características estructurales.

Veamos un ejemplo utilizando todas las ratios vistas hasta ahora
A continuación se presentan las cuentas de los 4 últimos años de una empresa:
Balance
Cuenta de resultados
Si calculamos los ratios que hemos estudiado obtenemos los siguientes valores:

Los aspectos más relevantes que podemos señalar:
Deterioro de su estructura financiera: el endeudamiento bancario va ganando peso, mientras que los fondos propios representan un porcentaje cada vez menor de su financiación
Esto se debe a que los fondos propios no mantienen el ritmo de crecimiento del balance.
El crecimiento de las ventas se va ralentizando y, además, viene acompañado de una menor rotación del almacén y de un alargamiento del plazo de cobro de los clientes (el incremento de estas dos partidas de activo conlleva un creciente coste de financiación).
Por otra parte, este crecimiento de las ventas va ligado con un deterioro del ratio “margen bruto / ventas”: las ventas van dejando cada vez un menor margen.
Los gastos también crecen significativamente y producen un deterioro del ratio de eficiencia.
La carga financiera, por los motivos antes indicado, va creciendo y va suponiendo un porcentaje creciente de la cifra de ventas.
El menor margen bruto, el crecimiento de los gastos de explotación y financieros determinan que el porcentaje de las ventas que finalmente llega al BAI se vaya reduciendo notablemente.
Esto se traduce en un deterioro progresivo de los ratios de rentabilidad (ROA y ROE).
En resumen, la empresa presenta una evolución negativa:
Crecimiento cada vez menor.
Fuerte deterioro de la estructura financiera.
Incremento en costes con deterioro de la rentabilidad.
Con estos resultados las acciones de esta sociedad probablemente caerían ya que el mercado penalizaría la evolución que viene presentando su balance y cuenta de resultados.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s