INDICADOR BANDAS DE BOLLINGER

Permite obtener soportes y resistencias dinámicos a corto plazo y también proporcionan niveles de volatilidad en el mercado.

El mejor rendimiento lo da en mercados con tendencias.

Se basa en comprar cuando el precio de cierre supere la banda superior y en vender cuando supere la banda inferior. Los precios se van moviendo entre ambas bandas y la media central se usa para poner stops en las posiciones tomadas.

Se calcula a partir de una media móvil (simple, o exponencial) sobre el precio de cierre a la que envuelven dos bandas que se obtienen de añadir y sustraer al valor de la media 2 desviaciones estándar.

Esta medida de la volatilidad (la desviación estándar) es la que marca la amplitud de las bandas.

Sirve para ubicar al precio dentro de un rango relativo a su evolución pasada.

Ayuda a determinar si el valor está o no volátil.

Permite obtener niveles de precios y determinar si el valor está en zonas de soporte o resistencia.

Los valores por defecto que se utilizan para su cálculo son de 21 para la media y 2 desviaciones estándar. Si se reduce o se incrementa de forma significativa el valor de la media hay ajustar en el mismo sentido el número de desviaciones estándar. Para valores de la media por encima de 50 (largo plazo) => 2,5 desviaciones; valores de la media cercanos a 10 (corto plazo) => 1,5 desviaciones.

Si los precios están por encima de media y cercanos a la banda superior están relativamente altos, puede haber sobrecompra. Si están por debajo de la media y cercanos a la banda inferior están relativamente bajos, puede haber sobreventa.

Si las bandas se estrechan sobre los precios está indicando que el valor está muy poco volátil, al contrario las bandas se ensanchan si el valor está volátil. Esto proporciona una ayuda muy importante al inversor que opera con opciones.

Se suelen producir movimientos importantes y rápidos en los precios después de periodos en los que se han estrechado las bandas.

Los movimientos de precios que se originan en una de las bandas suelen tener como objetivo la banda opuesta, lo que facilita el determinar estos objetivos de precios. Muchos de los precios extremos (máximos o mínimos) de los movimientos tienen lugar en la banda o sus cercanías.

Cuando los precios superan la banda superior es un síntoma de fortaleza del valor, si por el contrario se sitúan por debajo de la banda inferior es una señal de debilidad. Cuando los precios se sitúan fuera de cualquiera de las bandas es asumible la continuación del movimiento.

Su utilización conjunta con otros indicadores ayuda a determinar con alta probabilidad los techos y suelos de los mercados.

Máximos/mínimos conseguidos con precios fuera de las bandas seguidas de máximos/mínimos conseguidos con precios dentro de las bandas suelen ser patrones de cambio en las tendencias

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s