INDICADOR MEDIAS MÓVILES

Las medias móviles no anticipan cambio de tendencia, simplemente la detectan una vez que se ha producido.
Las medias móviles se pueden calcular utilizando distinta longitud de periodo:

Medias móviles a corto plazo: se calculan para periodos que van entre 5 y 20 días.
Medias móviles a medio plazo: se calculan para periodos que van entre 20 y 70 días.
Medias móviles a largo plazo: se calculan para periodos que van entre 70 y 200 días.

Mientras más largo sea el periodo más fiable es la información que facilita la media móvil sobre la tendencia de la cotización, pero más tarda en reflejar los cambios de tendencia, pudiendo suceder que cuando recoja dicho cambio ya sea tarde para tomar decisiones.

Las medias móviles avisan de cambios de tendencia, que pueden interpretarse como señales de compra o de venta:
Cuando la cotización corta una media móvil es un aviso de cambio de tendencia:
Si la cotización va por encima de la media y la corta hacia abajo es indicio del inicio de una tendencia bajista (señal de venta).
Si la cotización va por debajo de la media y la corta hacia arriba es indicio del inicio de una tendencia alcista (señal de compra).
El corte debe ser significativo, la cotización debe rebasar hacia arriba o hacia abajo a la media móvil en al menos un 5%.

El indicio de cambio de tendencia se verá reforzado si la propia media móvil refleja un cambio de tendencia.

El corte de dos líneas de medias móviles, una de corto plazo y otra de mayor plazo, también anuncia un cambio de tendencia:
Si la de corto plazo cruza hacia abajo a la de mayor plazo, es indicio del inicio de una tendencia bajista (señal de venta).
Si la de corto plazo cruza hacia arriba a la de mayor plazo, es indicio del inicio de una tendencia alcista (señal de compra).

Hay varios tipos de medias:

Media móvil simple (es la más simple): Dependiendo del periodo que se plantea la inversión se ajusta el plazo de cálculo de la media móvil. Así para plazos cortos el periodo de cálculo oscila desde los 3 a los 25 días, para el medio plazo de 30 a 75 días y para el largo plazo entre 100 y 200 días.
Su mejor funcionalidad se obtiene con los mercados en tendencia, ayuda a aplicar la máxima de inversión de “alargar los beneficios y cortar las pérdidas”.
En los mercados planos o sin tendencia su uso está restringido por la gran cantidad de señales falsas que genera.
Se puede utilizar como indicador de tendencia para el plazo que se analice según su periodo. Si los precios están por encima de la media móvil estarán en tendencia alcista, si los precios están por debajo de la media móvil estarán en tendencia bajista.
Se puede utilizar para generar señales de compra cuando los precios cortan al alza el valor de la media móvil. Se genera una señal de venta cuando los precios cortan a la baja el valor de la media móvil.

Media móvil ponderada: A diferencia de la media móvil simple, la Media Móvil Ponderada se ajusta más a la serie de precios al otorgar más importancia a los cierres más recientes y por tanto es más sensible a los movimientos en sus cercanías.
Dependiendo del periodo que se plantea la inversión se ajusta el plazo de cálculo de la media móvil. Así para plazos cortos el periodo de cálculo oscila desde los 3 a los 25 días, para el medio plazo de 30 a 75 días y para el largo plazo entre 100 y 200 días.
Su mejor funcionalidad se obtiene con los mercados en tendencia, ayuda a aplicar la máxima de inversión de “alargar los beneficios y cortar las pérdidas”.
En los mercados planos o sin tendencia su uso está restringido por la gran cantidad de señales falsas que genera.

Media móvil exponencial: A diferencia de la media móvil simple, y la media móvil ponderada, la Media Móvil Exponencial efectúa sus giros antes y por tanto es más sensible a los cambios de dirección de los precios.
Dependiendo del periodo que se plantea la inversión se ajusta el plazo de cálculo de la media móvil. Así para plazos cortos el periodo de cálculo oscila desde los 3 a los 25 días, para el medio plazo de 30 a 75 días y para el largo plazo entre 100 y 200 días.
Su mejor funcionalidad se obtiene con los mercados en tendencia, ayuda a aplicar la máxima de inversión de “alargar los beneficios y cortar las pérdidas”.
En los mercados planos o sin tendencia su uso está restringido por la gran cantidad de señales falsas que genera.
Se puede utilizar como indicador de tendencia para el plazo que se analice según su periodo. Si los precios están por encima de la media móvil estarán en tendencia alcista, si los precios están por debajo de la media móvil estarán en tendencia bajista.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s