RATIOS BURSÁTILES (principales)


– Capital social: es el resultado de multiplicar el número de acciones de una empresa por el valor nominal de las acciones. Es el tamaño “fijo y estático” de una empresa.
– Capitalización bursátil: es el resultado de multiplicar el número de acciones de una empresa por el valor nominal de las acciones en cada momento. Refleja el tamaño “variable y móvil” de la empresa. Según la capitalización bursátil, las empresas pueden ser:
Blue Chips: capital muy elevado.
Medium Caps o Mid Caps: capital normal.
Small Caps: capitalización bursátil normalmente por debajo de los 1.000 millones de euros (aunque en cada país se considera small caps según un capital diferente).
Los small caps y los medium o mid caps tienen una serie de ventajas frente a los blue chips:
Menor exposición a los grandes riesgos internacionales: estos valores se ven menos afectados por la inestabilidad del precio del petróleo, factores geopolíticos, evolución del resto de bolsas mundiales. Es decir, tienen una menor exposición volátil a factores externos.
Mayor relación con la economía local: estas compañías obtienen la mayor parte de sus ingresos dentro de nuestras fronteras, al estar muy ligadas al sector industrial y al consumo. Por tanto, estas compañías dependen más de la microeconomía (su propia evolución) que de la macroeconomía (factores económicos internacionales).
Mayor probabilidad de ser objeto de una OPA: el tamaño de estas empresas las hace más susceptibles de ser objeto de alguna OPA por otra empresa o por una sociedad de capital riesgo.
– Liquidez: indica si el valor tiene fluidez y se puede comprar y vender con rapidez y facilidad sus acciones.
– Volumen de negociación: indica en cada día o sesión el número de acciones del valor que se intercambian, que se compran y se venden, en una palabra, que se negocian.
Los llamados “chicharros” son valores pequeños, con poca capitalización bursátil, con poca liquidez y poco volumen diario, es decir, tienen un mayor riesgo de pérdidas pero también mayores ganancias.
– Rentabilidad: beneficio o plusvalía obtenido, expresado en % o en dinero.
– Beneficio por acción (BPA): es la relación entre el beneficio neto del valor y el número de acciones del valor. Indica la rentabilidad de tener acciones de ese valor.
– PER: es la relación entre el valor nominal de la acción y el beneficio por acción (BPA). Indica si el precio de la acción está alto o bajo, caro o barato, para saber si interesa vender o comprar.
– Rentabilidad por dividendo (RPA): indica si el valor es rentable tenerlo en cartera en función del reparto por dividendo que otorga a sus accionistas. Es la relación entre el dividendo de la acción (reparto de dividendo) y el valor nominal de la acción.
– ROE: indica la rentabilidad sobre los recursos propios del valor. Establece la rentabilidad sobre recursos propios, dividiendo el beneficio neto entre el capital más las reservas.Un ROE inferior al 5 por ciento de forma continuada eliminando efectos cíclicos significa que el accionista está perdiendo dinero.
– PEG: Es la relación entre el PER y el BPA. Si una acción tiene un PEG igual o menor que 1 se podría decir que tiene una infravaloración fundamental.
Si tiene un PEG superior a 1 se podría decir que tiene una sobrevaloración fundamental
– Cash Flow: es el flujo de caja. Indica la relación entre las ganancias y las pérdidas de la empresa.
– Free Float: es el porcentaje del capital social de una empresa que cotiza en bolsa.
– Pay Out: es el porcentaje de los beneficios obtenidos por una empresa que destina al reparto de dividendos. Parte que se dedica del beneficio neto a retribuir al accionista vía dividendos.
– EBITDA: Resultado bruto de explotación. Beneficio antes de intereses, amortizaciones, depreciaciones e impuestos.
Hace referencia a la capacidad de generar dinero con su negocio básico
– EBIT: Cash flow antes de intereses y impuestos
– Volatilidad: es un indicador que mide la variación de los precios que tiene un activo respecto a su media de valores que cotizan en el mismo índice bursátil.
– BETA: mide el riesgo incremental que aporta una acción en relación a un índice. La beta trata de medir, por tanto, la sensibilidad de la rentabilidad de la acción a los movimientos del mercado. Mide la volatilidad de una acción en relación a un índice. Cuanta más alta sea, más sensible es la acción a las variaciones del índice de referencia. Una beta negativa indicará que la acción se mueve en sentido contrario al mercado, es decir, que cuando los índices suben la acción baja, y a la inversa

Teniendo en cuenta que la beta del mercado es igual a 1, los valores con beta superior a 1 se consideran agresivos, en el sentido de que la inversión en este tipo de valores muestran una sensibilidad alta a las fluctuaciones del mercado. En el sentido contrario, los valores con beta inferior a 1 se describen como defensivos.
– VAR: indica la cantidad máxima, en porcentaje, que es esperable que caiga una acción en un determinado margen de confianza. Ej: VAR 5 % significa que por cada acción se arriesga un 5 % diario.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s